La Alcarria Obrera fue la cabecera más antigua de la prensa sindical en la provincia de Guadalajara en el siglo XX. Heredera del decimonónico Boletín de la Asociación Cooperativa de Obreros, comenzó a publicarse en 1906 y lo hizo ininterrumpidamente hasta que, en el año 1911, dejó paso a Juventud Obrera.

El odio de la burguesía y el terror al que fueron sometidas las clases populares provocaron su total destrucción: hoy no queda ni un sólo ejemplar de ese periódico obrero.

En 2007 recuperamos La Alcarria Obrera para difundir textos fundamentales y originales de la historia del proletariado militante, con especial dedicación al de Guadalajara, para que sirvan de recuerdo histórico y reflexión teórica sobre las bases ideológicas y las primeras luchas de los trabajadores en pos de su emancipación social.

18 de agosto de 2012

Así se proclamó la Primera República española

Colegio electoral en la Universidad de Valencia en 1871

El 11 de febrero de 1873 el rey Amadeo I, de la Casa de Saboya, envió un mensaje al Congreso de los Diputados que fue leído públicamente cuando él ya se encontraba camino de Cartagena y del exilio. Abdicaba de la corona de España y devolvía la soberanía nacional a los representantes del pueblo, que se la habían ofrecido en votación dos años antes. Reunidos en Asamblea Nacional los diputados y senadores presentes, decidieron enviar un mensaje de agradecimiento al monarca destronado, que fue redactado por Emilio Castelar, y someter a votación la forma de Estado a propuesta de Francisco Pi y Margall. Por amplia mayoría, quedó proclamada esa tarde la Primera República española, cerrando el acto con unas breves palabras de Estanislao Figueras, que fue elegido como primer presidente. Hay cifras y datos muy dispares sobre cuántos y quiénes votaron a favor de la República, por lo que reproducimos ambos documentos y la lista de votos a favor y en contra de la República tal y como se publicaron en el periódico republicano La Discusión, en su edición del 12 de febrero, que recogía la información de la sesión con tanto detalle como veracidad. En La Alcarria Obrera hemos rastreado, completado y ordenado los nombres y apellidos de los diputados y senadores, que en el periódico sólo venían abreviados; esperamos aclarar la información y recordar a quienes trajeron por primera vez la República a estas tierras.

AL CONGRESO
Grande fue la honra que merecí a la nación española eligiéndome para ocupar su trono; honra tanto más por mi apreciada, cuanto que se me ofreció rodeada de las dificultades y peligros que lleva consigo la empresa de gobernar un país tan hondamente perturbado.
Alentado, sin embargo, por la resolución propia de mi raza, que antes busca que esquiva el peligro, decidido á inspirarme únicamente en el bien del país, y á colocarme por cima de todos los partidos, resuelto a cumplir religiosamente el juramento por mí prometido á las Cortes Constituyentes, y pronto á hacer todo linaje de sacrificios por dar á este valeroso pueblo la paz que necesita, la libertad que merece y la grandeza á que su gloriosa historia y la virtud y constancia de sus hijos le dan derecho, creí que la corta experiencia de mi vida en el arte de mandar seria suplida por la lealtad de mi carácter, y que hallaría poderosa ayuda para conjurar los peligros y vencer las dificultades que no se ocultaban a mi vista, en las simpatías de todos los españoles amantes de su patria, deseosos ya de poner término á las sangrientas y estériles luchas que hace tanto tiempo desgarran sus entrañas.
Conozco que me engañó mi buen deseo. Dos años largos ha que ciño la corona de España, y la España vive en constante lucha, viendo cada más lejana la era de paz y de ventura que tan ardientemente anhelo. Si fuesen extranjeros los enemigos de su dicha, entonces, al frente de estos soldados tan valientes como sufridos, sería el primero en combatiros; pero todos los qué con la espada, con la pluma, con la palabra agravan y perpetúan los males dé la nación son españoles, todos, invocan el dulce nombre de la patria, todos pelean y se agitan por su bien; y entre el fragor del combate, entre el confuso, atronador y contradictorio clamor de los partidos, entre tantas y tan opuestas manifestaciones de la opinión pública, es imposible atinar cual es la verdadera, y más imposible todavía hallar el remedio para tamaños males.
Lo he buscado ávidamente dentro de la ley, y no lo he hallado. Fuera de la ley no ha de buscarlo quien ha prometido observarla.
Nadie achacará á flaqueza de ánimo mi resolución. No había peligro que me moviera á desceñirme la corona si creyera que la llevaba en mis sienes para bien de los españoles, ni causó mella en mi ánimo el que corrió la vida de mi augusta esposa, que en este solemne momento manifiesta, como yo el vivo deseo de que en su día se indulte a los autores de aquel atentado.
Pero tengo hoy la firmísima convicción de que serian estériles mis esfuerzos e irrealizables mis propósitos.
Estas son, señores diputados, las razones que me mueven á devolver á la nación; y en su nombre á vosotros, la corona que me ofrecía el voto nacional, haciendo de ella renuncia por mí, por mis hijos y sucesores.
Estad seguros de que al despedirme de la corona no me desprendo del amor á esta España tan noble como desgraciada, y de que no llevo otro pesar quo el de no haberme sido posible procurarla todo el bien qué mi leal corazón para ella apetecía. Amadeo.
Palacio de Madrid, 11 de febrero de 1873

LA ASAMBLEA NACIONAL A S. M. EL REY D. AMADEO I
Señor, las Cortes soberanas de la nación española han oído con religioso respeto el elocuente mensaje de V. M., en cuyas caballerosas palabras de rectitud, de honradez, de lealtad, han visto un nuevo testimonio de tan altas prendas de inteligencia y de carácter que enaltecen a V. M. y del amor acendrado a esta su segunda patria, la cual, generosa y valiente, enamorada de su dignidad hasta la superstición y de su independencia hasta el heroísmo, no puede olvidar, no, que V. M. ha sido el Jefe del Estado, personificación de su soberanía, autoridad primera dentro de sus leyes, y no puede desconocer que honrando y enalteciendo a V. M. se honra y se enaltece a sí misma.
Señor, las Cortes han sido fieles al mandato que traían de sus electores y guardadoras de la legalidad que hallaron establecida por la voluntad de la nación en la Asamblea Constituyente. En todos sus actos, en todas sus decisiones, las Cortes se contuvieron dentro del límite de sus prerrogativas, y respetaron la autoridad de V. M. y los derechos que por nuestro pacto constitucional a V. M. competían. Proclamando esto muy alto y muy claro, para que nunca recaiga sobre su nombre la responsabilidad de este conflicto, que aceptamos con dolor, pero que resolveremos con energía, las Cortes declaran unánimemente que V. M. ha sido fiel, fidelísimo guardador de los juramentos prestados en el instante en que aceptó V. M. de las manos del pueblo la corona de España. Mérito glorioso, gloriosísimo, en esta época de ambiciones y de dictaduras, en que los golpes de Estado y las prerrogativas de la autoridad absoluta atraen a los más humildes, no ceder á sus tentaciones desde las inaccesibles alturas del trono á que sólo llegan algunos pocos privilegiados de la tierra.
Bien puede V. M. decir en el silencio de su retiro, en el seno de su hermosa patria, en el hogar de su familia, que si algún humano fuera capaz de atajar el curso incontrastable de los acontecimientos, V. M. con su educación constitucional, con su respeto al derecho constituido, los hubiera completa y absolutamente atajado. Las Cortes penetradas de tal verdad, hubieran hecho, de estar en sus manos, los mayores sacrificios para conseguir que V. M. desistiera de su resolución y retirase su renuncia. Pero el conocimiento que tienen del inquebrantable carácter de V. M.; la justicia que hacen a la madurez de sus ideas y a la perseverancia de sus propósitos, impiden á las Cortes rogar á V. M. que vuelva sobre su acuerdo y las deciden a notificarle que han asumido en sí el poder supremo y la soberanía de la nación, para proveer en circunstancias tan críticas y con la rapidez que aconseja lo grave del peligro y lo supremo de la situación, á salvar la democracia, que es la base de nuestra política, la libertad, qué es el arma de nuestro derecho; la nación, que es nuestra inmortal y cariñosa madre, por la cual estamos todos decididos a sacrificar sin esfuerzo, no sólo nuestras Individuales ideas, sino también nuestro nombre y nuestra existencia.
En circunstancias más difíciles se encontraron nuestros padres a principios del siglo, y supieron vencerlas inspirándose en estas ideas y en estos sentimientos. Abandonada de sus reyes, invadido el suelo patrio por extrañas huestes, amenazada de aquel genio ilustre que parecía tener en sí el secreto de la destrucción y la guerra, confinadas en una isla donde parecía que se acababa la nación, no solamente salvaron la patria y escribieron la epopeya de la independencia, sino que crearon sobre las ruinas dispersas de las sociedades antiguas la nueva sociedad. Estas Cortes saben quo la nación española, no ha degenerado, y esperan no degenerar tampoco ellas mismas en las austeras virtudes patrias que distinguieron á los fundadores de la libertad en España.
Cuando los peligros estén conjurados; cuando los obstáculos estén vencidos; cuando salgamos de las dificultades que trae consigo toda época de transición y de crisis, el pueblo español, que mientras permanezca V. M. en su noble suelo ha de darle todas las muestras de respeto, de lealtad, de consideración, porque V. M. se lo merece, porque se lo merece su virtuosísima esposa, porque se lo merecen sus inocentes hijos, no podrá ofrecer á V. M. una corona en lo porvenir, pero lo ofrecerá otra dignidad, la dignidad de ciudadano en el seno de un pueblo independiente y libre.
Palacio de las Cortes, 11 de febrero de 1873.

Propuesta por el diputado Francisco Pi y Margall (Diputado por el distrito de la Capital de la provincia de Barcelona) la proclamación de la República, obtuvo el voto favorable de los siguientes diputados y senadores:
1 Buenaventura Abarzuza Ferrer (Reus - Tarragona), 2 Tomás Acha Álvarez (Senador por la provincia de La Coruña), 3 Antonio Aguiar Montserrat (Vigo - Pontevedra), 4 José Antonio Aguilar (Antequera - Málaga), 5 Manuel Aguilar Brugues (Albarracín - Teruel), 6 Luis Aguilera Suárez (Motril - Granada), 7 Gregorio Alcalá-Zamora Caracuel (Priego - Córdoba), 8 José María Alonso de Beraza (Lucena del Cid - Castellón), 9 Gregorio Alonso Grimaldi (Tarancón - Cuenca), 10 Aníbal Álvarez Osorio (Puerto Rico), 11 Narciso Ametller Cabrera (Senador por la provincia de Gerona), 12 Jacinto María Anglada Ruiz (Vera - Almería), 13 Juan Anglada Ruiz (Vélez Rubio - Almería), 14 Joaquín Aparicio Moreno (Mula - Murcia), 15 Mariano Araús Pérez (Jaca - Huesca), 16 Jorge Arellano (Lalín – Pontevedra), 17 Victoriano Arguelles Conder (Capital - Oviedo), 18 Tomás Ariño Sancho (Montalbán - Teruel), 19 Julio Astray Álvarez-Caneda (Ribadavia - Orense), 20 Antonio Aura Boronat (Alcoy - Alicante), 21 José Ayuso Colina (Puerto Rico), 22 Federico Balart Elgueta (Senador por la provincia de Castellón), 23 Miguel Baltá Pujol (Villafranca del Penedés - Barcelona), 24 Vicente Barberá Villegas (Liria - Valencia), 25 Roque Barcia Martí (Senador por la provincia de Barcelona), 26 Ricardo Bartolomé Santamaría (Capital - Orense), 27 Manuel Becerra Bermúdez (Capital - Madrid), 28 José Matías Belmar (Almazán - Soria), 29 Fernando Belmonte Clemente (Capital - Huelva), 30 Luis Francisco Benítez de Lugo marqués de la Florida (La Orotava - Canarias), 31 Eduardo Benot Rodríguez (Senador por la provincia de Cádiz), 32 José María de Beranger Ruiz de Apodaca (El Ferrol - La Coruña), 33 Juan de Dios Bernuy Jiménez de Coca marqués de Benamejí (Santa María de Órdenes - La Coruña), 34 Aureliano de Beruete Moret (Capital - Ciudad Real), 35 Luis Blanc Navarro (Barbastro - Huesca), 36 Joaquín Boceta (Ágreda - Soria), 37 Félix Bona (Villalpando - Zamora), 38 Félix Borrell (Puerto Rico), 39 Juan José Borrell Minguel (Capital - Tarragona), 40 Pablo Bosch Barrau (Vendrell - Tarragona), 41 José de Burgos Sánchez (Lucena - Córdoba), 42 Eduardo Cagigal (Capital - Santander), 43 Ramón de Cala Barea (Senador por la provincia de Gerona), 44 Juan de Callejón Villegas (Celanova - Orense), 45 Gonzalo Calvo Asensio (Piedrahita - Ávila), 46 Francisco de Paula Canalejas Casas (Nules - Castellón), 47 José Canut Especier (Sort - Lérida), 48 Fortunato Caña Gamero (Puebla de Trives - Orense), 49 Cipriano Carmona (Coín - Málaga), 50 Manuel Carrasco Labadía (Senador por la provincia de Sevilla), 51 Antonio Luis Carrión (Capital - Málaga), 52 Ángel José Luis Carvajal Fernández de Córdoba marqués de Sardoal (Cieza - Murcia), 53 José de Carvajal Hue (Gaucín - Málaga), 54 Emilio Castelar Ripoll (Aracena - Huelva), 55 Francisco Castell Miralles (Sagunto - Valencia), 56 Rafael Cervera Royo (Senador por la provincia de Murcia), 57 José María Chacón (Fregenal de la Sierra - Badajoz), 58 Eduardo Chao Fernández (Senador por la provincia de Gerona), 59 José Facundo Cintrón (Puerto Rico), 60 Adolfo Clavé Flaquer (Puigcerdá - Gerona), 61 Cristóbal Colón de la Cerda y Gante conde de Veragua (Arévalo - Ávila), 62 Rafael Coronel Ortiz (Vivero - Lugo), 63 Salvador Damato Phillips (Berja - Almería), 64 Rafael Deás Adroer (Senador por la provincia de Tarragona), 65 Laureano Delgado Alférez (Cazorla - Jaén), 66 Ubaldo Díaz Crespo (Almagro - Ciudad Real), 67 Francisco Díaz Quintero (Senador por la provincia de Gerona), 68 Castor Diéguez Amoeiro (Verín - Orense), 69 Eugenio Díez (Senador por la provincia de Burgos), 70 Paulino Díez Canseco (La Vecilla - León), 71 Melchor Domenech Domenech (Carballo - La Coruña), 72 José Echegaray Eizaguirre (Capital - Murcia), 73 Miguel Echegaray Eizaguirre (Quintanar de la Orden - Toledo), 74 José María Ercazti Lorente-Aguado (Estella - Navarra), 75 Javier Escartin (Baztán - Navarra), 76 Eurípides de Escoriaza (Puerto Rico), 77 Desiderio de la Escosura (Tarazona - Zaragoza), 78 José Esparza Monzó (Senador por la provincia de Lérida), 79 Mamés Esperabé Lorenzo (Senador por la provincia de Palencia), 80 Eduardo Estrada Parejo (Montilla - Córdoba), 81 Sebastián Fajardo Duarte (Dolores - Alicante), 82 Fernando Fernández de Córdova Valcárcel (Senador por la provincia de Soria) 83 Ramón Fernández Cuervo (Tineo - Oviedo), 84 Ruperto Fernández Cuevas (Valencia de Don Juan - León), 85 Manuel Fernández-Durán Pando marqués de Perales (Senador por la provincia de Badajoz), 86 Pablo Fernández Izquierdo (Talavera de la Reina - Toledo), 87 Lorenzo Fernández Muñoz (Denia - Alicante), 88 Lorenzo Fernández Vázquez (Pego - Alicante), 89 Antonio Ferreiro Hermida (Mondoñedo - Lugo), 90 Estanislao Figueras Moragas (Capital - Barcelona), 91 Luis Flórez Fondevila (Senador por la provincia de Orense), 92 Antonio María Fontanals Miret (Tremp - Lérida), 93 Vicente Fuenmayor Dávila (Senador por la provincia de Soria), 94 Manuel Fuentes Campos (Martos - Jaén), 95 José García Carrillo (Santa Cruz de La Palma - Canarias) 96 Bernardo García Fernández (Grazalema - Cádiz), 97 José García de la Foz (Sahagún - León), 98 Ramón García Hernández (Daroca - Zaragoza), 99 Manuel García Maitín (Puerto Rico), 100 Manuel García Marnez (Plasencia - Cáceres), 101 Estanislao García Monfort (Enguera - Valencia) 102 Eduardo García Romero (Capital - Zamora), 103 Eugenio García Ruiz (Astudillo - Palencia), 104 Gregorio García Ruiz (Castuera - Badajoz), 105 Julián García-San Miguel Zaldúa (Avilés - Oviedo), 106 Antonio Garrido Nebrera (Senador por la provincia de Jaén), 107 Fernando Garrido Tortosa (Capital - Sevilla), 108 Joaquín Gil Bergés (Capital - Zaragoza), 109 Álvaro Gil Sanz (Sequeros - Salamanca), 110 Manuel Gómez (Arnedo - Logroño), 111 Manuel Gómez Marín (Lorca - Murcia), 112 José González Janer (Morón de la Frontera - Sevilla), 113 José Fernando González Sánchez (Capital - Huesca), 114 Miguel de la Guardia Corencia (Beza - Jaén), 115 Antonio Guillén Flores (Senador por la provincia de Cáceres), 116 José Guitián García (Monforte de Lemos - Lugo), 117 Pedro Gutiérrez Agüera (Sanlúcar de Barrameda - Cádiz), 118 Sinibaldo Gutiérrez Más (Gandía - Valencia), 119 Liborio Guzmán Lucas (Nava del Rey - Valladolid), 120 José Fernando Hernández Socarrás conde de Villamar (Morella - Castellón), 121 Miguel Herrero (Senador por la provincia de Valladolid), 122 Juan José Hidalgo Caballero (Senador por la provincia de Sevilla), 123 Domingo Hidalgo Domínguez (Senador por la provincia de Granada), 124 José Hilario Sánchez (Peñaranda de Bracamonte - Salamanca), 125 Santos de la Hoz Sánchez (Capital - Guadalajara), 126 Joaquín Huelbes (Lillo - Toledo), 127 Felipe de Ibarra (Capital - Toledo), 128 Enrique Irigoyen (Miranda de Ebro - Burgos), 129 José Jiménez-Mena Morillo (San Fernando - Cádiz), 130 Rafael María de Labra Cadrana (Puerto Rico), 131 Camilo Labrador Vicuña (Senador por la provincia de Huesca), 132 Romualdo de Lafuente Pardo (Capital - Sevilla), 133 José Lagunero Guijarro (Capital - Valladolid), 134 Manuel Lapizburu Alcaraz (Cartagena - Murcia), 135 Manuel Lasala Giménez (Senador por la provincia de Zaragoza), 136 Manuel de Llano y Persi (Getafe - Madrid), 137 Timoteo Loizaga Landa (Senador por la provincia de Vizcaya), 138 Cayo López Fernández (Villanueva de los Infantes - Ciudad Real), 139 Santos López-Pelegrín Zavala (Molina de Aragón - Guadalajara), 140 Joaquín López Puigcerber (Santa Fé - Granada), 141 Manuel López de Silva (Sarria - Lugo), 142 Eleuterio Maisonnave Cutayar (Capital - Alicante), 143 Miguel Mañanas (Capital - Madrid), 144 Teodoro Martel y Fernández de Córdoba conde de Villaverde la Alta (Orihuela- Alicante), 145 Juan Manuel Martínez (Illescas - Toledo), 146 Severino Martínez Barcia (Tuy - Pontevedra), 147 Guillermo Martínez Pérez (Santa María de Nieva - Segovia), 148 Ricardo Martínez Pérez (Albuñol - Granada), 149 Juan Martínez Villergas (Alcañices - Zamora), 150 Enrique Martos (Orgaz - Toledo), 151 Cristino Martos Balbi (Capital - Madrid), 152 Carlos Martra (Solsona - Lérida), 153 Miguel Mathet González (Navalcarnero - Madrid), 154 Luis de Moliní Martínez (Requena - Valencia), 155 Juan Mompeón Goser (Belchite - Zaragoza), 156 Gregorio Moncasi Castel (Cervera - Lérida), 157 Antonio Montes Palmero (Senador por la provincia de Ciudad Real), 158 Vicente Morales Díaz (Senador por la provincia de Toledo), 159 Miguel Morán (Capital - León), 160 Valentín Morán (Benavente - Zamora), 161 Miguel Morayta (Loja - Granada), 162 Benito Moreno Redondo (Medina de Rioseco - Valladolid), 163 Pedro José Moreno Rodríguez (Arcos de la Frontera - Cádiz), 164 Tomás María Mosquera García (Carballino - Orense), 165 José Navarrete Vela-Hidalgo (Puerto de Santa María - Cádiz), 166 Francisco Benito Nebreda (Capital - Ávila), 167 Guillermo Nicolau (Don Benito - Badajoz), 168 Emilio Nieto Pérez (La Laguna - Canarias), 169 Ramón Nouvillas Rafols (Seo de Urgel - Lérida), 170 Vicente Núñez de Velasco (Carrión de los Condes - Palencia), 171 Juan Domingo Ocón Aizpiolea (Segorbe - Castellón), 172 Serafín Olave Díez (Olza - Navarra), 173 Basilio de la Orden Oñate (Capital - Soria), 174 Jacobo Oreiro Villavicencio (Senador por la provincia de Huelva), 175 Antonio Orense Lizáur (La Bisbal - Gerona), 176 José Orive Sanz (Senador por la provincia de Zamora), 177 Miguel Orozco Hueso (Villacarrillo - Jaén), 178 Ramón Orozco Segura (Purchena - Almería), 179 Juan Ortiz Calleja (Senador por la provincia de Cuenca), 180 Román Otero Pillado (Becerreá - Lugo), 181 Luis Ricardo Padial Bizcarrondo (Puerto Rico), 182 Ramón Pasarón Lastra (Pastrana - Guadalajara), 183 Luis María Pastor Copo (Senador por la provincia de Guadalajara), 184 José María Patiño (Capital - Lérida), 185 Rodolfo Pelayo Fernández (San Clemente - Cuenca), 186 Joaquín Peralta Pérez de Salcedo (Senador por la provincia de Cuenca), 187 Juan Manuel Pereira (Senador por la provincia de Orense), 188 Francisco Pérez Crespo (Senador por la provincia de Teruel), 189 Enrique Pérez de Guzmán (Capital - Córdoba), 190 Pedro Perotes Borgas (Peñafiel - Valladolid), 191 Julio Petit Ulloa (Capital - Cáceres), 192 Cándido Pieltain (Senador por la provincia de La Coruña), 193 Juan Domingo Pinedo (La Carolina - Jaén), 194 Juan Piñol Vergés (Capital - Valencia), 195 José Portillo Marín (Jerez de los Caballeros - Badajoz), 196 Gregorio de las Pozas (Navalmoral de la Mata - Cáceres), 197 José Prefumo Dodero (Cartagena - Murcia), 198 Rafael Prieto Caulés (Mahón - Baleares), 199 Rafael Primo de Rivera Sobremonte (Senador por la provincia de Castellón), 200 Aniceto Puig Descals (Capital - Gerona), 201 Antonio Quintana Llarena (Las Palmas - Canarias), 202 Juan María Quiroga Gómez de Orbán (Capital - Lugo), 203 José María Ramírez Guinea (Riaza - Segovia), 204 Antonio Ramos Calderón (Estepa - Sevilla), 205 Benigno Rebullida Nicolau (Senador por la provincia de Huesca), 206 Gabriel Reus y Lladó (Palma de Mallorca - Baleares), 207 Facundo de los Ríos Portilla (Vinaroz - Castellón), 208 Nicolás María Rivero (Capital - Madrid), 209 Roberto Robert Casacuberta (Granollers - Barcelona), 210 Vicente Rodríguez Martínez (Chinchón - Madrid), 211 Tomás Rodríguez Pinilla (Capital - Salamanca), 212 Ignacio Rojo Arias (Senador por la provincia de Valladolid), 213 Tomás Roldán de Palacio (Ciudad Rodrigo - Salamanca), 214 Fernando Romero Gilsanz (Capital - Segovia), 215 Vicente Romero Girón (Motilla del Palancar - Cuenca), 216 Juan Ángel Rosillo Alquier (Cabuérniga - Santander), 217 Manuel Rozas Pomar (Caspe - Zaragoza), 218 Cristino Ruano Vargas (Andújar - Jaén), 219 Federico Rubio y Gali (Senador por la provincia de Sevilla), 220 Francisco de Paula Ruiz y Ruiz (Senador por la provincia de Jaén), 221 Simón Sainz de Baranda (Villarcayo - Burgos), 222 Francisco Salmerón Alonso (Canjayar - Almería), 223 Nicolás Salmerón Alonso (Capital - Badajoz), 224 Domingo Sánchez Yago (Capital - Granada), 225 Manuel Sandoval Sandoval marqués de Valdeguerrero (Senador por la provincia de Cuenca), 226 Joaquín María Sanroma (Puerto Rico), 227 Marcos Sanz (Redondela - Pontevedra), 228 Benito Sanz Gorrea (Senador por la provincia de Soria), 229 Salvador Saulate Matesanz (Cuellar - Segovia), 230 Juan Felipe Sendín García-Hidalgo (Huete - Cuenca), 231 Francisco Sicilia de Arenzana (Capital - Logroño), 232 Mariano Socías del Fangar (Senador por la provincia de Segovia), 233 Santiago Soler Pla (Capital - Barcelona), 234 Cesáreo Martín Somolinos (Zafra - Badajoz), 235 Arturo Soria Mata (Puerto Rico), 236 José Soriano Plasent (Torrente - Valencia), 237 José Cristóbal Sorní Grau (Capital - Valencia), 238 Nicolás Soto Rodríguez (Ginzo de Limia - Orense), 239 Victoriano Suances (El Ferrol - La Coruña), 240 Ignacio Suárez García (Alcalá de Henares - Madrid), 241 Francisco Suñer y Capdevila (Figueras - Gerona), 242 Juan Torres del Castillo (Alcalá la Real - Jaén), 243 José Torres Mena (Capital - Cuenca), 244 José Domingo de Udaeta Ferro (Senador por la provincia de Guadalajara), 245 Juan Ulloa Valera (Cabra - Córdoba), 246 Juan Uña Gómez (Llerena - Badajoz), 247 Prudencio Urcullu (Puentedeume - La Coruña), 248 Juan Urruti Burgos (Ronda - Málaga), 249 Daniel Valdés Barrio (Ponferrada - León), 250 Ricardo Decoroso Vázquez Gómez (Quiroga - Lugo), 251 Mariano Vela (Campillos - Málaga), 252 Antonio Vicens Pujol (Santa Coloma de Farnés - Gerona), 253 Luis Vidart Schuch (Albocácer - Castellón), 254 Pedro Villar Avelló (Senador por la provincia de Oviedo), 255 Joaquín María Villavicencio (Huescar - Granada), 256 José Félix Vitoria Echebarría (Guernica - Vizcaya), 257 Rafael Yagüe (Ribadeo - Lugo).

Votaron en contra: 1 Saturnino Álvarez Bugallal (Puenteareas – Pontevedra), 2 Constantino Ardanaz Undabarrena (Chantada – Lugo), 3 Víctor Balaguer Cirera (Villanueva y Geltrú – Barcelona), 4 José María Bernaldo de Quirós González-Cienfuegos marqués de Campo Sagrado (Lena - Oviedo), 5 Fernando Calderón Collantes (Senador por la provincia de La Coruña), 6 Domingo Caramés García (Betanzos – La Coruña), 7 Nazario Carriquiri Ibarnegaray (Senador por la provincia de Navarra), 8 Ricardo Chacón Gómez (Alhama – Granada), 9 Augusto Comas Arqués (La Cañiza - Pontevedra), 10 Agustín Esteban Collantes (Saldaña – Palencia), 11 Genaro Echevarría y Fuertes (Senador por la provincia de Álava), 12 Raimundo Fernández-Villaverde y García-Rivero (Caldas de Reyes - Pontevedra), 13 Germán Gamazo Calvo (Medina del Campo – Valladolid)), 14 José de la Gándara Navarro (Pamplona – Navarra), 15 Manuel García Barzanallana García marqués de Barzanallana (Senador por la provincia de Oviedo), 16 Plácido de Jové y Hevia (Pravia – Oviedo), 17 Fermín Lasala Collado (San Sebastián - Guipúzcoa), 18 Federico Macías Acosta (Vélez Málaga – Málaga), 19 Bruno Martínez de Aragón y Fernández de Gamboa (Vitoria - Álava), 20 Ventura Olavarrieta (Luarca - Oviedo), 21 Alejandro Pidal y Mon (Villaviciosa – Oviedo), 22 Francisco de Borja Queipo de Llano Gayoso de los Cobos conde de Toreno (Cangas de Tineo – Oviedo), 23 José María Ródenas (Senador por la provincia de Murcia), 24 Antonio Romero Ortiz (Noya – La Coruña), 25 Antonio Ros de Olano Perpiñá conde de la Almina (Senador por la provincia de Segovia), 26 José Rosell Piquer (Chelva – Valencia), 27 Pedro Salaverría Charritu (Villadiego – Burgos), 28 José Laureano Sanz Posse (Puerto Rico), 29 Estanislao Suarez Inclán (Senador por la provincia de Oviedo), 30 Augusto Ulloa Castañón (Fonsagrada – Lugo), 31 Julián Villavaso Gorrita (Balmaseda – Vizcaya), 32 Julián de Zugasti Sanz (Coria – Cáceres).

Con posterioridad a la votación, los parlamentarios Florencio Payela Ferrer (Sanlúcar la Mayor – Sevilla), Eliodoro Vidal Villanueva (Senador por la provincia de Valencia) y Enrique Arce Lodares (Alcaraz – Albacete) pidieron que constase su voto conforme con la mayoría y Valentín Vázquez Curiel (Senador por la provincia de Lugo) solicitó que constase el suyo adhiriéndose a la minoría.

Leída la segunda parte de la proposición, tomó la palabra el Sr. Figueras: Se ha votado la primera proposición, que es la declaración de la forma de gobierno de la nación española decretada por los representantes del pueblo. Esta declaración, que ha de ser en mi concepto un iris de paz para esta hasta hoy desventurada patria, me parece necesario que se comunique oficialmente en el acto al gobernador de Madrid, al ayuntamiento y a la diputación provincial, y que se comunique telegráficamente á todas las autoridades civiles y militares, y también telegráficamente á todos los Gobiernos extranjeros con quienes mantenemos buenas relaciones. Y hecho esto, permitidme, señores representantes del pueblo, que no en son de alarma, no en son de reproche, sino por haber llegado al cabo de tantos años de luchas al objeto deseado, concluya diciendo por una sola vez: ¡Viva la República!