La Alcarria Obrera fue la cabecera más antigua de la prensa sindical en la provincia de Guadalajara en el siglo XX. Heredera del decimonónico Boletín de la Asociación Cooperativa de Obreros, comenzó a publicarse en 1906 y lo hizo ininterrumpidamente hasta que, en el año 1911, dejó paso a Juventud Obrera.

El odio de la burguesía y el terror al que fueron sometidas las clases populares provocaron su total destrucción: hoy no queda ni un sólo ejemplar de ese periódico obrero.

En 2007 recuperamos La Alcarria Obrera para difundir textos fundamentales y originales de la historia del proletariado militante, con especial dedicación al de Guadalajara, para que sirvan de recuerdo histórico y reflexión teórica sobre las bases ideológicas y las primeras luchas de los trabajadores en pos de su emancipación social.

17 de diciembre de 2012

Cinco años de La Alcarria Obrera


Ayer, 16 de diciembre de 2012, se cumplieron cinco años de la reaparición de La Alcarria Obrera, la emblemática publicación de la clase obrera consciente y organizada en tierras de Guadalajara, que desde hace un lustro da nombre a este modesto blog que comparte con ella el mismo espíritu y el mismo objetivo.
Como nada quedó de aquella La Alcarria Obrera de principios del siglo XX, no hemos podido ni recuperar ni reeditar sus artículos, sus editoriales y sus informaciones. Pero hemos intentado suplir esta pérdida con la difusión de otros textos que, en la medida de lo posible, tienen interés para quienes compartimos ideas con los redactores del viejo semanario de Guadalajara.
Durante estos cinco años hemos colgado más de trescientos posts y hemos insertado más de dos centenares de ilustraciones, tanto unos como otras originales en una notable proporción. Creemos haber cumplido con nuestro propósito de hace ahora cinco años.
Este aniversario nos ha animado a romper por primera vez una regla no escrita y salir a una escena en la que siempre nos hemos resistido a dejarnos ver. Ni tantas y diversas campañas que despertaban nuestra simpatía, ni algunas leyes que ponían en peligro nuestro trabajo, ni algunos plagios descarados nos han hecho romper nuestro silencio. Lo hacemos ahora por primera vez.
Lo hacemos para dar las gracias a los que nos siguen con frecuencia y a los que nos visitan de tanto en cuanto, y también para agradecer a los que en estos años se han acercado alguna vez por aquí. También, y muy especialmente, a los que nos han escrito y a los que han incluido comentarios en alguna de nuestras entradas.
Durante estos cinco años nuestro balance es muy humilde; estamos muy lejos de otros muchos blogs más conocidos y más seguidos, pero la progresión constante a lo largo de estos cinco años nos anima a seguir adelante.
En estos cinco años, según los datos que ofrece un contador tan exigente como el blogger de Google Analytics, hemos recibido unas 57.000 visitas de 47.000 visitantes diferentes, que han visto un total de 87.000 páginas. La duración media de la visita está bien por encima de 1 minuto.
De estas casi sesenta mil visitas, alrededor del 60% provienen de buscadores (entre los que destaca Google), cerca del 30% llegan desde otras páginas de Internet que tienen referencias nuestras (sobre todo de Wikipedia) y el 10% restante son visitantes que acceden directamente a nuestro blog (a las que deberíamos sumar otras casi 2.000 visitas que llegan a nosotros después de buscarnos en Google).
De los más de 57.000 visitantes, aproximadamente el 60% son españoles, el 35% provienen desde los países americanos de lengua española, poco más del 3% son del resto de Europa y el 2% restante nos visitan desde los demás rincones del mundo. En total, hemos recibido visitas de 100 países de nuestro planeta.
De las 87.000 páginas vistas en estos cinco años, las que más entradas ha registrado han sido las del alegato del fiscal y la sentencia de la Mano Negra, el fragmento sobre la Revolución Industrial en Inglaterra de Max Beer, la colección de pensamientos breves de Lev Tolstoi, el capítulo sobre el cultivo de secano en Guadalajara del geógrafo Juan Dantín Cereceda, el artículo del carbón en la Revolución Industrial de Eduardo Benot y el artículo publicado en La Corona de Aragón sobre la primera huelga general de España en 1855.
Estos es nuestro sencillo balance, que hemos querido compartir con quienes nos visitan y nos siguen. Después de cinco años, sentimos un cierto orgullo: la original La Alcarria Obrera no pudo salir a la calle durante tanto tiempo. Y queremos comunicarlo a quienes tienen todo nuestro agradecimiento: nuestros amigos y visitantes.
El equipo del blog La Alcarria Obrera