La Alcarria Obrera fue la cabecera más antigua de la prensa sindical en la provincia de Guadalajara en el siglo XX. Heredera del decimonónico Boletín de la Asociación Cooperativa de Obreros, comenzó a publicarse en 1906 y lo hizo ininterrumpidamente hasta que, en el año 1911, dejó paso a Juventud Obrera.

El odio de la burguesía y el terror al que fueron sometidas las clases populares provocaron su total destrucción: hoy no queda ni un sólo ejemplar de ese periódico obrero.

En 2007 recuperamos La Alcarria Obrera para difundir textos fundamentales y originales de la historia del proletariado militante, con especial dedicación al de Guadalajara, para que sirvan de recuerdo histórico y reflexión teórica sobre las bases ideológicas y las primeras luchas de los trabajadores en pos de su emancipación social.

8 de marzo de 2013

Programa electoral municipal del PCE en 1983

Propaganda del PCE, Elecciones municipales 1983 (Archivo La Alcarria Obrera)

Las elecciones legislativas de octubre de 1982 supusieron una profunda recomposición de las fuerzas de la izquierda política y social, que alteraba definitivamente la correlación de fuerzas entre las distintas organizaciones y corrientes de la izquierda marxista. El PSOE se convirtió en la fuerza hegemónica de las tendencias progresistas, la extrema izquierda certificó su declive y el PCE dilapidó en buena parte el capital político y humano atesorado durante el Franquismo. En la primavera de 1983 se celebraron elecciones municipales y el PCE mostró la irreversibilidad de su decadencia y volvió a equivocarse basando su campaña en el cambio que habían vivido los ayuntamientos en los últimos cuatro años, sin darse cuenta de que el electorado asociaba “el cambio” con el PSOE. Los socialistas aumentaron su poder municipal que, en muchos casos, no precisaba el apoyo de los comunistas. Hoy, treinta años después, reproducimos el Programa Electoral del PCE para esas elecciones municipales de 1983.

Nos presentamos a las elecciones con un bagaje importante. Desde 1979, los Ayuntamientos están cambiando con nosotros. Hemos sido una fuerza impulsara del urbanismo democrático, de la innovación en la sanidad, en la educación y en el desarrollo de los transportes públicos, de la intervención de los Ayuntamientos como representantes de sus vecinos en temas como el desempleo y, en fin, como garantes de que se ha comenzado a devolver a los ciudadanos el control de pueblos y ciudades que les habían arrebatado hace tantos años.
Ahora queremos defender lo avanzado y conquistado en estos años, pero también ir mucho más allá. Queremos para los Ayuntamientos nuevas y más amplias competencias, porque, en nuestra opinión, en el Ayuntamiento es más fácil la participación popular y el control democrático, con mayor participación y control se gobierna y se gestiona mejor.
Nuestras propuestas son realistas y no suponen un aumento del gasto público, sino la más amplia descentralización, coherente con la defensa decidida que siempre hemos hecho del Estado de las autonomías que configura nuestra Constitución.
Estamos convencidos de que la labor de tantos miles de concejales y de centenares de alcaldes durante estos cuatro años avalan nuestra esperanza de obtener una recuperación clara de voto comunista. Pero tenemos más razones.
En primer lugar, el deseo de mantener y ampliar la experiencia de los gobiernos de izquierda en la mayoría de los Ayuntamientos. La conjunción de las distintas fuerzas ha permitido que cada una de ellas demos lo mejor. Con ello es legítimo decir que el cambio democrático empezó en España ya en 1979, con la constitución en los Ayuntamientos de mayorías de izquierda.
Si mantenemos nuestra presencia en los Ayuntamientos seremos un factor de respaldo al proceso de transformación y cambio democrático en nuestro país. Frente a las presiones de la derecha, queremos aportar nuestro esfuerzo para conseguir este objetivo sin limitaciones y sin retrocesos, en el campo de la paz y de la neutralidad de España, de la lucha prioritaria contra el desempleo, de todas las libertades democráticas, la posición que mantenemos los comunistas, y que estamos convencidos de que es la de sectores mayoritarios de la población, coincidente con la total dimensión del cambio democrático.
Desde hace muchas décadas, todas las luchas por la libertad, todos los avances democráticos han contado con nosotros, que ahora seguimos dispuestos a participar en el avance hacia objetivos más amplios.
Somos un Partido abierto a todos e interesado en ayudar al diálogo democrático de la sociedad española, que buscamos que se gobierne no sólo mejor, sino de manera distinta.
Contribuiremos a la recuperación y desarrollo de los movimientos sociales, de todas las formas de organización de los ciudadanos en el plano sindical, ciudadano, feminista, por la paz, con los nuevos sectores que defienden la integridad de los recursos naturales y nuevas formas de las relaciones humanas.
Desde nuestra Conferencia Nacional en diciembre de 1982, hemos comenzado a poner en práctica estos propósitos renovados, corrigiendo cuantos errores hemos descubierto colectivamente en nuestro trabajo. Estamos orgullosos de que, como respuesta a ello, en estos momentos ya han vuelto a nuestras filas o han ingresado en ellas por primera vez algunos miles de mujeres y hombres que estamos seguros se multiplicarán en un futuro inmediato.
Es mucho lo que se ha conseguido en la transformación democrática de España con nosotros. Ayúdanos a seguir. Vota nuestras candidaturas.
CONTINUAR LA LABOR EMPRENDIDA
La labor que hemos llevado a cabo en los municipios, en el gobierno conjunto de la izquierda, ha sido positiva.
Hemos conseguido poner al servicio de los intereses de la población el control del desarrollo de los pueblos y ciudades, desarrollo que durante tanto tiempo ha permanecido al servicio de especuladores e intereses particulares.
QUEREMOS AYUNTAMIENTOS INTEGRADOS
Queremos que los problemas sociales empiecen a abordarse desde los Ayuntamientos.
Los Ayuntamientos son las instituciones más cercanas a la población. Resolver los problemas sociales a partir de ellos es un primer eslabón en la tarea de profundizar la democracia.
Aquí comienza el camino hacia la mayor descentralización y la participación popular.
Queremos solucionar, tanto los problemas que preocupan de una manera tan relevante y cotidianamente manifiesta, como es el caso del desempleo, como aquellos cuya importancia permanece más latente, pero que son de la misma manera injustos e inhumanos; tal es el caso de las discriminaciones sexistas, étnicas, por minusvalías físicas o psíquicas, etcétera.
Queremos crear puestos de trabajo. Vamos a llevar al Gobierno las cuestiones que los vecinos plantean, como es en estos momentos la celebración de un referéndum sobre su deseo de adentrarse o salir de la OTAN.
NI AYUNTAMIENTOS MARGINADOS NI BARRIOS MARGINADOS
Queremos Ayuntamientos igualitarios, que se distribuyan equitativamente los bienes y servicios, acabar con la marginación de los barrios periféricos, posibilitando el acceso a los servicios y dotaciones públicas a todos los vecinos.
Se atenderá de forma especial, en zonas rurales con pequeños núcleos de población, la dotación de equipamientos comarcales o subcomarcales, gestionados de forma mancomunada por los Ayuntamientos.
¡NO CONSTRUYAMOS PARA DESTRUIR! CONTINUAREMOS LA PLANIFICACION Y RECUPERACION URBAMSTICA DE NUESTROS MUMCIPIOS
Hay que armonizar la ciudad, aumentar la calidad de vida, planificando el crecimiento y ordenación urbanística de las ciudades, recuperando el patrimonio urbano y natural, preservarlo de intereses especulativos y ponerlos al servicio de todos los ciudadanos. Mantener y cuidar nuestros pueblos con su gente, dotarles de medios para que no tengan que desplazarse a la ciudad (trabajo, centros de cultura y salud, etcétera).
¡No queremos ciudades entre cuyos muros nazcan seres marginados, que se críen en su deficiencia de habitabilidad! Hay que aumentar las zonas peatonales, recuperar los centros históricos, conseguir ciudades cuyos espacios libres, no urbanizables, no sean un residuo o motivo de especulación, sino lugares de expansión, de vida, de convivencia, integrados en los barrios.
Potenciaremos el planeamiento y la gestión urbanística municipal y comarcal, con el fin de controlar el desarrollo de las ciudades y pueblos, mejorar las comunicaciones, acabar con la contaminación.
UNA VIVIENDA DIGNA PARA CADA FAMILIA. ¡MANTENDREMOS A RAYA LA ESPECULACION!
Proponemos la creación de 25.000 viviendas de promoción municipal, 15.000 de ellas para la venta y 10.000 para alquiler, que se sumarán a las construidas por las Comunidades Autónomas con participación de los Ayuntamientos respectivos.
Se tendrá en cuenta la localización, ritmo de construcción y características de las viviendas a construir, garantizando niveles de calidad constructiva y arquitectónica, respetando el entorno urbanístico. Asimismo, se promoverá la rehabilitación de las zonas degradadas en los centros históricos de los municipios, no sólo para preservar el patrimonio cultural, sino para evitar la expulsión de las clases populares de los barrios centrales en aras de la especulación.
En los municipios rurales se posibilitará la oferta de suelo municipal a bajo precio, reversible a largo plazo al Ayuntamiento, para la construcción de vivienda propia con facilidades para la realización de los proyectos a través de servicios mancomunados. Para todo ello, promoveremos la creación de Empresas Municipales de Vivienda que asuman la construcción y gestión de las viviendas para venta o alquiler y las operaciones de rehabilitación.
En todos los municipios habrá un Registro Municipal de Viviendas vacantes, para posibilitar la progresiva puesta en venta o alquiler de las mismas.
Los Ayuntamientos deberán recibir las transferencias de fondos necesarias de los Presupuestos Generales del Estado para realizar esa importante labor social.
UN TRANSPORTE PUBLICO EFICAZ, COMODO Y BARATO
La ordenación del tráfico exige la potenciación del transporte público. Para ello, propugnamos mejorar la comodidad y rapidez de los transportes, garantizando que las tarifas no excedan en ningún caso el 70 por 100 del coste del servicio. La cobertura del déficit resultante estará regulado por una Ley de Financiación del Transporte Público a través de las finanzas, liquidándose las deudas acumuladas por las Empresas Municipales del Transporte y del Metro de Madrid, a cargo de los Presupuestos Generales del Estado de 1983.
Todo el transporte urbano e interurbano entre las grandes ciudades y su área metropolitana serán competencia municipal. Con ello se propiciará la implantación de billetes combinados, mejorando y abaratando el servicio para el usuario.
¡CUIDEMOS EL MEDIO AMBIENTE!
Vamos a continuar intensificando la creación de zonas verdes en ciudades y pueblos, equipándolos para que constituyan lugares de expansión y de convivencia, recuperando sistemáticamente incluso los pequeños espacios marginales e incrementando los planes de reforestación urbana con especies adecuadas al medio.
Desarrollaremos planes específicos anticontaminación, colaborando los Ayuntamientos con las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Industria para la revisión de vehículos Diesel, de las calefacciones (subvencionando las posibles reparaciones o reconversiones), así como los combustibles utilizados, promoviendo paralelamente la máxima utilización de la energía solar.
Vamos a seguir prestando una atención fundamental a la defensa de los recursos naturales, especialmente al problema del agua, promoviendo Planes Integrales de Saneamiento, que permitan la depuración y máximo aprovechamiento de las aguas residuales, así como la completa municipalización de los servicios de agua con fórmulas mancomunadas si es necesario.
Los Ayuntamientos promocionarán y apoyarán a las entidades y movimientos ecologistas, favoreciendo su participación en todos los planes y acciones relacionados con el medio ambiente.
QUEREMOS MEJORAR LA EDUCACION
Invertir en educación es apostar por el progreso, por el desarrollo económico y cultural. Propugnamos un fuerte aumento de los recursos destinados a educación, desde un 14 a un 25 por 100 de los Presupuestos Generales del Estado en los próximos cuatro años. Con este nuevo margen presupuestario:
Se construirán un millón de puestos escolares de iniciativa pública, distribuidos de la siguiente forma:
- 300.000 puestos de escuela infantil de gestión municipal, gratuita, no obligatoria, para niños de cero a tres años.
- 250.000 puestos de preescolar de cuatro a cinco años, gratuita y obligatoria.
- 100.000 puestos de EGB.
- 350.000 puestos de BUP-FP, con el fin de escolarizar completamente a todos los jóvenes hasta dieciséis años, con carácter obligatorio y gratuito, en la perspectiva de la ampliación hasta los dieciocho años.
Este importante esfuerzo presupuestario deberá complementarse con un profundo proceso de descentralización del sistema educativo, que implica la asunción de importantes competencias de gestión por los Ayuntamientos:
a) Será de competencia municipal la construcción de todo el equipamiento escolar, individualmente o de forma mancomunada.
b) Asimismo, distribuirán al alumnado al inicio de curso, participarán en los Consejos de Dirección de los Institutos de BUP-FP, en el control de las subvenciones a los Centros privados y, en su caso, en los Consejos Sociales Universitarios.
c) Se desarrollará una amplia oferta de actividades complementarias (conocimiento del entorno, granjas-escuela, etcétera) y culturales.
d) Se promoverá la investigación pedagógica a nivel de la escuela y el municipio.
e) Se creará una red de gabinetes multiprofesionales de gestión municipal, conectados a los Centros de Salud, que coordinen la actividad de los psicopedagogos de centro.
f) Deberán pasar a competencia municipal los servicios escolares básicos (salud, comedor, transporte, administración de los centros, asistencia social, etcétera).
g) Se promocionará la organización e intervención de padres, alumnos y profesionales; su formación e información que permita una participación más eficaz.
Propugnamos la realización de un Plan de Erradicación del Analfabetismo Adulto y de formación permanente cultural y profesional, que alcance a un millón de adultos en estos cuatro años.
Asimismo, se desarrollará un sistema eficaz y diverso de educación a distancia que integre tanto medios audiovisuales, radiofónicos e impresos, como el profesorado necesario.
DIFUNDIREMOS LA CULTURA
El arte de vivir se fomenta con la cultura, con nuestra relación diaria con ella. Queremos dotar de medios culturales a los ciudadanos para fomentar la inquietud cultural y una mayor realización a través de la cultura.
Esta gestión cultural será democrática y participativa, libre de dirigismos. Se tratará de desarrollar las máximas posibilidades de autogestión por parte de entidades, grupos y clubs.
Promocionaremos y apoyaremos el asociacionismo cultural con publicidad, medios económicos e instalaciones, utilizando para la difusión cultural los medios de comunicación municipales (boletines, periódicos, murales, etcétera).
Con este fin, queremos construir 500 casas municipales de cultura, que sean lugares de creación, participación y difusión cultural; de modo que exista una al menos por cada 50.000 habitantes en las grandes ciudades, así como en los municipios de 10.000 a 50.000. Estarán situadas en los núcleos y barrios peor dotados; junto a ello, se utilizarán todas las instalaciones públicas adecuadas existentes en el término municipal (colegios e institutos públicos fuera de las horas lectivas, locales municipales, auditorios y templetes, etcétera).
En los municipios menores de 10.000 habitantes contaremos con un centro cultural que desarrollará sus actividades en instalaciones propias o en los locales públicos disponibles.
En estos municipios, pero sobre todo en los núcleos rurales dispersos, complementaremos la utilización de los recursos propios con un servicio de bibliobuses dependientes de la Diputación o Comunidad Autónoma, con medios de proyección, audición, biblioteca, etcétera, así como con actividades que se desarrollen desde centros comarcales que mantendrán una actividad cultural en todos los municipios.
Promoveremos la creación de Museos Municipales para recuperar y exponer el legado cultural local, ligados a la actividad escolar, cultural, turística, etcétera, del municipio.
Exigiremos del Gobierno el desbloqueo para la creación de emisoras municipales de FM.
Atenderemos de forma especial, en las ciudades industriales, las manifestaciones culturales específicas de los núcleos de población inmigrada.
Continuaremos promoviendo la recuperación de fiestas, artesanía, folklore, juegos y deportes tradicionales, así como la defensa y revaloración del rico y variado patrimonio histórico-artístico-natural.
FACILITAREMOS LA PRÁCTICA DEL DEPORTE
Queremos promocionar la práctica del deporte de todos los ciudadanos, desarrollar sus aptitudes deportivas. Para ello nos proponemos:
- Construir equipamientos deportivos en todos los centros escolares que se creen y adaptar los ya existentes. Promover la utilización de los mismos, fuera de las horas lectivas, por las entidades y clubs del barrio o localidad.
- Crear escuelas deportivas, al menos, en todos los municipios de más de 50.000 habitantes.
- Dotar de espacios e instalaciones deportivas a todos los municipios, mancomunadamente si es necesario en los municipios rurales. Seguir construyendo, en los municipios medios y grandes, instalaciones de barrios para la práctica de deportes concretos, aprovechando los pequeños terrenos disponibles.
- Extender la creación de Consejos de Deportes en todos los distritos y municipios, con el fin de promover la máxima participación y capacidad de gestión por parte de los clubs y entidades de barrio o localidad.
MEJOR SANIDAD, CUIDAR LA SALUD PÚBLICA
Más vale prevenir, pero, después, más vale curar. Para mejorar la atención sanitaria es preciso:
- Que los Ayuntamientos asuman la gestión de toda la atención primaria, sanitaria y de urgencia, con la transformación de los actuales ambulatorios en centros de promoción de la salud.
Queremos que exista un Centro de Salud en todos los municipios de más de 3.000 habitantes o subcomarcas equivalentes; que sirvan de apoyo a las Unidades Sanitarias locales. Avanzando hacia la gestión por los Ayuntamientos de todos los recursos sanitarios existentes en su ámbito, incluido los hospitalarios, a partir de 1986. Para ello propondremos la transferencia de los fondos necesarios desde los presupuestos del INSALUD.
- Planificar toda la acción en materia de salud de forma unificada, con participación de entidades ciudadanas.
- Cambiar los actuales criterios presupuestarios, de forma que las inversiones supongan el 10 por 100 de los recursos de Sanidad y Servicios Sociales, priorizando la atención primaria -70 por 100 de las inversiones- sobre la hospitalaria de carácter esencialmente comarcal.
LOS JOVENES, CON NOSOTROS
Queremos vuestra especial aportación al Ayuntamiento.
Queremos no sólo vuestra participación como ciudadanos, que se va manifestando, sino también vuestra colaboración. No queremos funcionar al margen de vosotros.
Deseamos descentralizar los medios destinados a este fin; queremos que sean distribuidos por la Administración Central entre las Comunidades Autónomas y entre los Ayuntamientos.
En los cuatro años próximos:
- Los Ayuntamientos prestarán una atención especial a la formación de animadores-monitores juveniles, no como especialistas ajenos al asociacionismo juvenil, sino surgidos del mismo y para lo cual se fomentará la creación de Escuelas Municipales al aire libre.
- Se ampliarán, en colaboración con las Comunidades Autónomas, la red campamental y de albergues juveniles, de forma que existan instalaciones en todos los municipios de interés histórico, artístico, natural o turístico, recuperando el patrimonio que en su día perteneció a la OJE y empleándolo para uso juvenil: locales urbanos y rurales, albergues, zonas campamentales, etc., administrados en régimen de cogestión entre Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y Consejo de Juventud correspondiente.
- Se habilitarán edificios o locales para la juventud que se complementarán con la utilización de las Instalaciones Escolares fuera de las horas lectivas, así como con las Casas de Cultura existentes en el barrio o municipio, autogestionados por las entidades juveniles usuarias del Centro.
- Todos los municipios de más de 100.000 habitantes crearán centros de Información y Asesoramiento Juvenil en materias cultural, jurídica, educativa, laboral, etc.
- Se canalizará la acción municipal juvenil en todos los Ayuntamientos medios y grandes a través de una Concejalía específica de Juventud, que coordinará todas las actuaciones del municipio en materia juvenil.
- Se empleará a jóvenes en comisiones para tratar temas que le conciernen especialmente, y se crearán puestos de trabajo para jóvenes.
- Se dedicará con criterio general una partida en torno al 2 por 100 de los Presupuestos Municipales.
- Los Ayuntamientos apoyarán con todos los medios necesarios al asociacionismo juvenil, y los Consejos de Juventud que lo coordinan, instrumentando las máximas participación y posibilidades de gestión de las entidades juveniles existentes en el municipio.
CON LA MUJER
Desde los Ayuntamientos no se pueden resolver todos los problemas que afectan específicamente a la mujer en esta sociedad. Pero con nosotros, los Ayuntamientos si propiciaran su intervención en fa vida social, mejorando en muchos aspectos concretos situaciones que en principio implican a todos los ciudadanos, pero que son vividas mayoritariamente por las mujeres, como pueden ser la creación de Escuelas Infantiles-Guarderías, de mercados públicos o la ampliación de actividades culturales infantiles en los meses de verano. Más específicamente, proponemos:
- La construcción de servicios colectivos municipales (comedores, lavanderías, etc.) fundamentalmente en los barrios populares de las grandes ciudades.
- El desarrollo de campañas específicas para atraer a las mujeres hacia la práctica del deporte y el ejercicio físico.
- La promoción de la intervención social y la organización de las mujeres, facilitando su participación en las actividades de barrio, así como en las campañas de orientación sexual, planificación familiar, etc., en los Centros de Salud.
- La creación de gabinetes de información y asesoramiento jurídico-social para la mujer.
- La sensibilización de la población ejerciendo medidas especificas en todos los ámbitos (actos culturales y deportivos, educación, promoción de la salud, fiestas, etc.) para eliminar de los mismos todos aquellos aspectos degradantes o discriminatorios para la mujer.
- La realización de campañas de alfabetización y promoción cultural de la mujer.
- Introducción de anticonceptivo s en la atención sanitaria realizada a través de las Cartillas de Beneficencia.
PUEBLOS Y CIUDADES, TAMBIEN PARA LOS MINUSVALIDOS
El millón y medio de minusválidos físicos y psíquicos que existen en España encuentran múltiples barreras a su integración. Desde los Ayuntamientos podemos trabajar, vamos a seguir trabajando, para conseguir su inserción social completa. Para ello:
- Se continuará desarrollando la eliminación sistemática de todo tipo de barreras físicas en transportes, vías y edificios públicos.
- Se promoverá la progresiva inclusión de los niños con minusvalías en el sistema general de enseñanza; con el necesario apoyo psicopedagógico y social interno y externo al aula.
-. Se adaptarán las señales de tráfico luminosas y auditivas para reforzar la seguridad vial en relación con los ciegos y sordos.
- Se crearán pequeños centros públicos de asistencia a deficientes profundos.
CON NUESTROS MAYORES
Los Ayuntamientos promoverán la utilización plena de todos los recursos disponibles para facilitar el bienestar social, el acceso a la cultura, al ejercicio físico adecuado y a la salud integral de los vecinos mayores que posibilite su incorporación a la vida social, terminando con la marginación existente.
Para ello vamos a seguir propiciando la creación de Hogares-Club suficientemente dotados con servicio de comedor, la asistencia domiciliaria a los más necesitados y la atención geriátrica a través de los Centros de Salud. Se atenderá especialmente a sus aficiones y necesidades específicas en el equipamiento de los jardines-parque y plazas públicas.
¡DEMOS UN IMPULSO AL CAMPO!
Proponemos la transformación, por el sector público, de 80.000 Ha/año en regadío en un plazo de diez años; el desarrollo de cultivos intensivos sociales, la repoblación forestal, la realización de un Plan de desarrollo ganadero.
Los Ayuntamientos construirán equipamientos colectivos agrarios (silos, frigoríficos, almacenes, almazaras). Fomentarán el consumo de productos autóctonos y las Denominaciones de Origen, a través de formas mancomunadas, ligadas a centros de capacitación e investigación comarcales.
Nos proponemos potenciar los mercados y ferias de ámbito comarcal, gestionadas mancomunadamente, así como la construcción de mataderos municipales. Crearemos para impulsar esta acción Concejalías Agrarias en los municipios rurales.
LOS PROBLEMAS DE LOS EMIGRANTES Y RETORNADOS
- Al potenciar la puesta en práctica de iniciativas sociales (construcción de viviendas, escuelas, etc.) facilitaremos el retorno de nuestros emigrados.
- Crearemos centros de información y acogida.
- Promoveremos el disfrute por los emigrantes de colonias de vacaciones, albergues juveniles, residencias de ancianos y demás servicios públicos comunitarios.
POTENCIAREMOS LA PARTICIPACION CIUDADANA EN LOS AYUNTAMIENTOS
El ciudadano tiene que ser la primera entidad de la que partan todas las instituciones.
Hemos de lograr una participación viva, constante; todos los ciudadanos y grupos de ciudadanos que tengan algo que aportar, o que resolver, han de tener una fácil manera de hacerlo.
Para hacer accesible esta participación de los ciudadanos pensamos poner a su alcance y hacer eficaces:
- Boletines y periódicos municipales, oficinas de información y realización de asambleas periódicas promovidas por la Corporación.
- Locales y medios para las entidades asociativas, cuya constitución se promocionará.
- Reconocimiento del derecho a la participación ciudadana en la elaboración de los proyectos de los Ayuntamientos:
a) Creando Comisiones Mixtas Sectoriales en cada área de gestión, formadas por representantes municipales, entidades asociativas y sindicatos.
b) Mediante la participación de las entidades asociativas con representación en el ámbito del municipio, en las Comisiones Informativas de los Ayuntamientos con derecho a voz.
e) Reconociendo el derecho de propuesta a las entidades asociativas en las Comisiones, Juntas Municipales, etc.
d) Considerando las entidades asociativas como "interesadas" a los efectos de poder comparecer en el período de exposición pública en materia de imposición y ordenación de tributos, promulgación y revisión de Planes Urbanísticos, etc.
- Derecho a Referéndum Municipal, ante cuestiones de importancia, tanto promovido desde la Corporación como a petición de las entidades asociativas o un número determinado de vecinos.
- Participación de los usuarios en la gestión de los servicios municipales a través de las entidades asociativas.
- Descentralizando la gestión municipal, en base a la creación de Juntas Vecinales a las que se transfieran competencias y personal y puedan ser elegidas por sufragio universal a partir de una nueva Ley de Régimen Local.
- Reglamento de participación ciudadana en todos los municipios de más de 5.000 habitantes. En los menores, se utilizarán al máximo las posibilidades de participación e información a través de Concejos Abiertos, Asambleas, etc.
UN NUEVO PAPEL DE LOS AYUNTAMIENTOS
El modelo de Estado autonómico que dibuja nuestra Constitución no tiene sentido eficaz si únicamente traslada el centralismo de Madrid a un centralismo a nivel de cada Comunidad Autónoma.
Hemos de superar el centralismo, reconocer a las CC. AA. y a los entes locales un amplio margen de actuación mediante las Cartas Municipales y los Estatutos de Autonomía.
Queremos que, una vez reconocidas las competencias de las CC. AA., éstas las asuman trasladando las máximas posibilidades de gestión a los Ayuntamientos.
Desarrollar este amplio programa exige profundizar la autonomía municipal, la capacidad de gestión de nuestros Ayuntamientos.
Para ello, proponemos la urgente elaboración de:
1) Ley de Régimen Local que consolide los Ayuntamientos como organismos básicos de la democracia, privilegiando la máxima descentralización y participación de los ciudadanos, que posibilite una profunda reforma administrativa para hacerlos más eficaces al servicio de los ciudadanos.
2) Ley de financiación de las Haciendas Locales, que incremente la participación municipal en el conjunto del gasto público, pasando del 7 por 100 actual al 16 por 100 al final del cuatrienio, realizado fundamentalmente a través del Fondo de Cooperación Municipal, cuya cuantía proponemos se duplique en 1983 y se distribuya de manera más equitativa que en la actualidad.
En este doble marco, vamos a promover la racionalización de los actuales impuestos, sobre la base de la existencia de dos grandes figuras impositivas de gestión, inspección y recaudación íntegramente municipales:
- Licencia fiscal, integrando en la misma el actual impuesto de radicación.
- Contribución urbana y rústica, integrando las actuales tasas por servicios generales (basuras, alcantarillado), que desaparecerán como tales, así como las contribuciones especiales y los impuestos de escaso o nulo rendimiento como el que grava a los animales domésticos.
Se mantendrán los actuales impuestos sobre plusvalías, circulación, publicidad y tasas de aprovechamientos especiales.
Todo ello garantizará una mayor racionalización y progresividad fiscal, en beneficio de la mayoría de los vecinos.